En su día, obstétricas reclamaron la aprobación de la ley que las profesionaliza

0
83

Cada 31 de agosto se celebra en el país el Día de la Obstétrica, una jornada destinada a visibilizar el rol que desempeñan en la salud de las mujeres, sus niños y sus familias.

Este sábado, en San Francisco como en todo el país, hubo una concentración para pedir que el Congreso apruebe la Ley Nacional del Ejercicio Profesional de la Licenciatura en Obstetricia. La situación se expuso en la plaza Vélez Sarsfield, con globos rojos.

Amalia León, licenciada en esta carrera y presidenta de la Asociación Obstétrica -filial Córdoba- explicó que se encuentran en lucha por la ley nacional.

La ley tiene desde abril media sanción en Diputados y se espera que Senadores termine de hacer el trabajo. Se trata de la profesionalización de la labor de las obstétricas.

“Es importante para las mamás embarazadas para la etapa preconcepcional, concepcional y posconcepcional, para que trabajemos en un marco legal acorde. Estamos en una carrera universitaria donde tenemos incumbencia, tenemos una ley que nos habilita a trabajar pero de 1967 y es obsoleta”, destacó León.

Los obstetras brindan atención a la mayoría de las mujeres con bajo riesgo de complicaciones. Tienen la capacidad de ofrecer el 87% de los servicios esenciales de salud sexual, reproductiva, materna y neonatal que estas necesitan y también los recién nacidos. Sus incumbencias comprenden la asistencia del proceso reproductivo, así como la docencia, gestión e investigación.

Según León, que trabaja desde hace 17 años en el Hospital IIturraspe, en la provincia de Córdoba “es muy baja la cantidad que existe, somos 57 en total y cuatro para lugares públicos. Un marco legal acorde ayudaría a la parte pública porque hay embarazos y mamás adolescentes también”.

El proyecto

El proyecto plantea, entre otras cuestiones, que las obstétricas puedan aconsejar en la planificación familiar y el uso de anticonceptivos.

Según datos de 2018 del Ministerio de Salud de la Nación, el 55% de las causas de muerte materna son por causas obstétricas directas, es decir, evitables si hubiera un acompañamiento profesional a la madre. Estas causas son trastornos hipertensivos del embarazo, hemorragias e infecciones en el puerperio y parto obstruido.

obs 2

En Argentina, el ejercicio profesional de la obstetricia se enmarca en la Ley Nacional 17.132, sancionada en enero de 1967. El texto, redactado hace más de 50 años, establece que las obstétricas son “colaboradoras de la medicina” y que ofrecen tareas de apoyo en la atención del parto, embarazo y puerperio.

El Congreso Nacional dio en abril media sanción en diputados al proyecto de ley “Ejercicio Profesional de las/os Licenciadas/os en Obstetricia”, con 167 votos a favor, 3 abstenciones y 1 voto en contra. Es el séptimo intento de que se apruebe en trece años, y ahora es el Senado el que deberá definirse al respecto. Mientras tanto, las parteras insisten para que exista una ley marco en todo el país para ampliar el alcance de sus competencias.

El jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Iturraspe, Saúl Kohan, indicó que es necesario renovar la ley. “Es esencial tener reglamentado el trabajo de las parteras, de las obstétricas, más que nada porque hace rato que el cuidado de la salud dejó de ser responsabilidad exclusiva de los médicos. El modelo médico hegemónico hizo muchos más daños que beneficios y sin dudas que el manejo de cualquier situación es en equipo, interdisciplinaria y el hecho de poder incorporar obstétricas va a dar otra mirada”, fundamentó.

Apoyo de Naciones Unidas

De acuerdo con las cifras de las Naciones Unidas, las parteras que cuentan con la educación y la reglamentación enmarcadas dentro de las normas internacionales pueden proporcionar el 87% de los servicios esenciales de atención requeridos por mujeres y recién nacidos.