Cómo quitar el gotelé que “adorna” tus paredes; cuánto cuesta quitarlo y sobre todo, cómo convivir con él, (si no tienes más remedio)

0
78

Si las modas y las tendencias se repiten, a veces sorprendentemente (como en el caso del terrazo), algunas parecen difícilmente recuperables como en el caso del gotelé. Por mucho que se lleve lo antiguo, los azulejos con relieves, o incluso, las paredes desconchadas, vemos difícil (que no imposible), que se recupere una tendencia, que no sabemos exactamente si alguna vez lo fue.

Porque el gotelé más que una tendencia fue una consecuencia del boom inmobiliario de los años 60 – 70. Nació como una solución para responder a la necesidad de cubrir imperfecciones en las paredes. O dicho de otro modo, para justificar la incapacidad de hacer una pared lisa.

Si el gotelé dura y resiste tan bien el paso del tiempo es porque la tarea de eliminarlo es ardua y costosa para el particular (se necesita mucho tiempo y paciencia para hacerlo). Y por lo mismo, por la dureza del trabajo, pagar para que te lo paguen también es caro.

TIPOS DE GOTELÉ

Si te estas planteando eliminarlo, tienes que saber que hay dos tipos de gotelé: el gotelé al temple o el gotelé plástico.

El gotelé al temple es el más común y la buena noticia es que es el más sencillo de quitar. Para comprobar qué tipo de gotelé tienes en casa, hay que humeceder y rascar un poco de gotelé, y echarlo en un vaso con agua. Si el agua se enturbia significará que es gotelé al temple, de lo contrario, será gotelé plástico.

Hay veces que, aunque el gotelé sea al temple, si el piso ha pasado por numerosas capas de pintura plástica será muy difícil quitarlo. Por eso, si decides emprender tu mismo la tarea, mejor prueba a rascar y alisar una zona, si ves que no sale éste puede ser el motivo.

CÓMO ELIMINAR EL GOTELÉ AL TEMPLE

Eliminar el gotelé al temple al una tarea relativamente sencilla aunque hay que tener paciencia para hacerlo.

Si sigues estos sencillos pasos lo conseguirás.

1- Humecede la pared con un pulverizador o similar

2.- Cuando este bien empapada, rasca con una espátula la pared. La espátula hay que dejarla en en una posición casi plana, con poco ángulo y así se se va sacando poco a poco.

Si, en cambio, el gotelé fuera plástico la mejor opción es cubrirlo, aplicando una capa de enlucido para en lugar de rasparlo. En el mercado hay

CÓMO ELIMINAR EL GOTELÉ PLÁSTICO

Quitar el gotelé plástico es tarea muy difícil que no merece la pena.

La buena noticia es que hay productos específicos que lo cubren y lo reblandecen para facilitar el alisado.

Para cubrirlo hay que seguir los siguientes pasos.

1.- Comprar una pasta de alisado específica. Puede ser una pasta lista para usar o una masa que requiera la mezcla con agua. (será más fácil con una pasta lista para usar)

2.- Para aplicar la pasta, usa una espátula de hoja ancha de al menos 18 cms o una llana (más fácil de usar) y con ella, cubre la pared con la cubregotelé.

3.-Haz tantas pasadas como consideres necesario para que quede bien, aunque la perfección es casi imposible. Para el acabado final deberás usar una lijadora que elimine las posibles rayas o algunas partes salientes de gotelé.

CUANTO CUESTA QUITAR EL GOTELÉ

Pero el bricolaje en casa no siempre es una opción por falta de tiempo o de maña. Además el gotelé suele estar presente en todas las estancias e incluso en el techo, donde es más difícil trabajar.

Si vas a pedir que te lo retiren tienes que saber la eliminación por rascado y alisado de pared (la primera opción) es más cara que la opción de cubrirlo.

Y aunque los precios dependen de muchas variables y son distintos en cada ciudad, eliminar el gotelé cuesta aproximadamente 15 euros el m2. Lo que para un piso de 60 m2 puede suponer alrededor de 1.800 euros.

Por eso, si en tu casa vas a hacer más reformas, asegúrate de que éstas no incluyan tirar paredes (que supondría un ahorro). Y es que el open plan, es una de las mejores soluciones para eliminar el gotelé de un plumanzo.

TRUCOS DECORATIVOS PARA CONVIVIR CON EL GOTELÉ

Si no vas a retirarlo te damos algunos trucos decorativos.

  • En el dormitorio, loa cabeceros grandes, muy grandes, serán tus amigos.

  • Pinta las paredes de blanco, gris claro o algún color oscuro de temporada pero olvídate de beiges y amarillos que pueden hacer que tus paredes parezcan más antiguas y sucias.

  • El gotelé no es apto para los minimalistas porque hay que desviar la atención de las paredes. No valen las paredes desnudas “luciendo” gotas.

  • Toca ser creativo e incluir baldas, cuadros grandes y/o pequeños, textiles en las paredes…

cuadro urban outfither pared gotele

cuadro urban outfither pared gotele

Lámina de Urban Outfitters

urban outfitters

urban outfitters

Lámina Urban Outfitters

Por tanto, si tienes tiempo y ganas, te puedes ahorrar mucho dinero si eliminas por ti mismo el gotelé. Si no es así, recuerda que al gotelé se le combate con el maximaismo extremo. Con cuadros, linos y objetos decorativos que hagan que pierdes de vista una inmensa pared de grano rugoso.

Primera imagen Urban Outfitters